¿Por qué nos cuesta comer saludable cuando empieza el frío?

Empieza el frío y empezamos a comer alimentos más densos, pesados y en más cantidad. Esto no nos hace sentir bien, ya que son muy difíciles de digerir y nos roban energía. Pero… ¿por qué pasa esto?

La verdad es que en invierno el cuerpo necesita más calorías para regular la temperatura corporal, por eso tendemos a consumir comidas con más grasas o más cantidad. También solemos estar sedentarios y comemos por aburrimiento o ansiedad. Esto genera un círculo vicioso ya que muchos de los alimentos que elegimos son harinas blancas o azúcar refinado que genera más ansiedad.

¿Qué hacer entonces?

El problema no es el tipo de alimentos que el cuerpo nos pide, sino la calidad de los mismos. La naturaleza es sabia y lo que sentimos que necesitamos es justamente lo que nos EQUILIBRA, o sea, nos aporta cualidades opuestas a las que tenemos actualmente para contrarrestar.

Por eso en invierno que el clima es frío y hostil, buscaremos alimentos cálidos y reconfortantes, texturas esponjosas y tiernas como los panificados. Generalmente son de harinas blancas, nos generan adicción y poca saciedad. Pero optando por budines y panes integrales cambia completamente el panorama. Al contener la cáscara, aportan fibra y minerales; a la vez que nos hacen sentir satisfechas y comemos la cantidad necesarias.

Los sabores que nos hacen bien en invierno son el dulce, el salado y el picante. El dulce nos genera una sensación reconfortante y amorosa, frente a la hostilidad del frío; el salado genera más masa (es anabólico) y da mayor fuerza y poder de transformación y el picante es calentarte y aviva el fuego digestivo; sumamente importante en invierno donde empeora la digestión y se hace más lenta.

El cuerpo nos pide más grasas, por eso podemos optar por una fuente saludable como frutos secos, semillas, palta o aceitunas. La grasa es energía en una versión más condensada, nos aporta saciedad y da sabor a cualquier comida. Podés consumir estos alimentos en forma de quesos de semillas, leches vegetales, pan integral con semillas, yogur de coco, aceite de oliva para condimentar las ensaladas, espolvorear con semillas cualquier preparación, o el clásico bowl de avena para desayunar! Una de mis recetas favoritas. Te dejo el link acá.

Entre las cenas de invierno, la mejor es la Sopa Crema. Te cuento por qué en la próxima nota del blog; y obviamente también te enseño a prepararla. Podés ir haciendo click ACÁ.

 

Cualquier duda te leo en comentarios.

 

Emilia Carchano 
Coach en Alimentación Consciente

 

LOS MEJORES ALIMENTOS PARA PASAR EL INVIERNO

$459
$444
$400
$410
$290
$280
$380
$380
$440
$420

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat