Crujiente de Manzanas

Cuando el clima está templado y ventoso podemos consumir alimentos tibios y húmedos que nos ayudarán a estabilizar esos elementos. El exceso de aire, como en otoño o invierno, y particularmente en Mendoza, nos mantiene dispersos, es difícil concentrarnos y tendemos a estar más “desconectados”. Esta receta es ideal para esos días en que un jugo verde nos parece demasiado frío, pero igualmente queremos seguir dándole amor a nuestro cuerpo.

Fácil de preparar y con pocos ingredientes. En unos minutos ya estarás disfrutando de este delicioso #snacksaludable, ya sea en la mañana o para comer algo calentito en la tarde. Da mucha sensación de saciedad debido a la fibra soluble de la avena, y si no se puede/quiere consumir gluten, se puede reemplazar la avena por harina de trigo sarraceno.

Ingredientes:

  • 4 manzanas (de preferencia orgánica)
  • 1/2 taza de avena
  • 1/4 taza de harina integral
  • 1/3 taza de aceite de canola
  • 1/2 taza de azúcar mascabo
  • 1 cdita de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Utensilios: fuente para horno con tapa

Procedimiento:

1- Cortar las manzanas en láminas de 1/2 cm y colocar en la base de la fuente, formando varias capas, cuidando de llenar todos los espacios vacíos.

2- En un bowl mezclar el resto de los ingredientes, formar una masa granulosa. Es necesario con un tenedor moles los pedacitos de mascabo hasta desmenuzar bien. La consistencia es de una arena bien húmeda, si está muy aceitosa agregar harina y si está demasiado seca añadir aceite.

3- Espolvorear la masa granulosa sobre las manzanas, tapar y meter al horno. Cocinar a 180° por 20/25 min

¿Qué necesito para la receta?

$129
$215
$138
$300

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat